TIJERILLA


Las tijerillas o tijeretas son un grupo de insectos que ocasiona terror, no por su picadura ponzoñosa o por vuelo repentino, sino porque mucha gente tiene la creencia de que una tijerilla en las proximidades puede decidir entrar a tu oído y cortarte el tímpano con sus temibles pinzas o caminar por el conducto auditivo y colocarte un huevo en el cerebro.

Las tijerillas son muy distintivas por tener un par de pinzas al final del abdomen llamadas forcículas, que son utilizadas para sujetarse a la hora del apareamiento, para acicalarse removiendo patógenos o basuras y para doblar sus alas después del vuelo, pero no para cortar a sus presas o abrirse camino por el conducto auditivo humano como el inconsciente colectivo los sustenta; sin embargo, si las agarramos puede ser que nos den un buen pellizcón.

Las tijerillas son especies cosmopolitas que podemos encontrar en todos los continentes excepto en los polos y como muchas otras, prefieren las zonas tropicales.

ALIMENTACIÓN: Los hábitos alimenticios de las tijerillas son variados, la mayoría son detritívoras, es decir, se alimentan de materia orgánica presente en el suelo de los bosques, campos agrícolas o incluso dentro de las construcciones humanas. Otras especies pueden alimentarse de raíces de plantas en cultivos por lo que si sus poblaciones son muy grandes se les considera plaga.