TERMITA


La termita es un insecto que, erróneamente, suele ser emparentado con las hormigas pero que, en realidad, no guardan ninguna relación evolutiva con ellas. Las termitas pertenecen al orden de las Isópteras y se las denomina así por tener un par de alas iguales. El alimento principal de estos insectos está constituido por la celulosa, por ello son temidas ya que atacan la madera y son verdaderas plagas depredadoras en los climas tropicales y subtropicales de donde provienen.

Sabemos perfectamente de su existencia, pero por norma general la mayoría de personas no detectamos estas colonias a primera vista hasta que sufrimos personalmente los daños que estas ocasionan en nuestra zona.

Sabiendo la peligrosidad de esta especie, también cuentan con una gran importancia para el medio ambiente al descomponer la materia negra y conservar la porosidad de la tierra nutriendo al ecosistema con los desechos que sueltan.

CARACTERÍSTICAS: La termita posee un cuerpo conformado por 3 tramos perfectamente identificables y definidos. Ellos son: la cabeza, el tórax y, finalmente, el abdomen. En la cabeza de la termita podemos encontrar un par de antenas y de ojos y sobresale su mandíbula bien desarrollada que le permite proveerse del alimento – la madera – rico en celulosa.