MOSCA


La mosca más común, la Mosca domestica, no tienen ningún tipo de veneno ni aguijón. De hecho, estamos ante un insecto que busca su alimento de forma bastante pacífica, rondando alrededor de la basura.

Sin dientes, la mosca requiere de una dieta líquida, lo que sería un problema para el insecto si no fuera por la repugnante solución que tiene: escupir y vomitar sobre su comida. Posteriormente, los compuestos en su saliva y la bilis descomponen la comida, haciéndola apta como si fuera un batido. Y sí, como la mosca come, por lo general también “defecan”, y en el caso de ser hembra, posiblemente también ponen huevos.

Las moscas típicas (Muscidae y familias próximas), como todos los dípteros, poseen un cuerpo dividido en tres regiones o Tagmas: cabeza, tórax y abdomen. Poseen ojos compuestos por miles de facetas sensibles a la luz individualmente que limpian constantemente frotando sus patas.

CICLO DE VIDA: Es holometábolo, es decir, se suceden de cuatro fases morfológicas: el huevo, la larva o cresa, pupa, y el adulto o imago. Algunas especies completan este ciclo en unos pocos días; otras, en uno o dos meses. Pero en general la vida promedio de una mosca es de 15-25 días. Sin embargo, no todas las moscas ponen huevos. Algunas especies son ovovivíparas, los huevos eclosionan en el interior de la madre, de manera que las crías salen al exterior ya en forma de larvas.