CHINCHE


son insectos pequeños, nocturnos y sin alas. La tonalidad de su piel varía entre el color cobre y un café-rojizo oscuro. Las chinches adultas no tienen alas y tienen un cuerpo aplanado. Miden cerca de 3/16 de pulgada de largo y son del tamaño de una semilla de manzana. Se inflaman y se vuelven rojizas después de alimentarse de sangre.

Se pueden encontrar en grietas y hendiduras, así como en las costuras de los colchones, las sábanas, los muebles, detrás de los rodapiés, en conexiones eléctricas y en marcos de cuadros. Suelen ser encontradas en hoteles, donde pueden pasar de cuarto a cuarto y al equipaje de los visitantes.

ALIMENTACIÓN: Se alimentan de sangre humana y de otros anfitriones de sangre caliente.

No son fácilmente detectables aunque tienden a permanecer juntas y emiten un olor dulce que, no obstante, es muy desagradable. Las machas de sangre sobre los colchones y en los muebles son también signos de una infestación de estos insectos. Las chinches de la cama han existido desde la antigüedad y son encontradas en climas templados alrededor del mundo.